miércoles, 27 de julio de 2011

Una noche en el Paseo del Prado...


Aquí es donde tuvo lugar la octava edición de Comiendo Terreno, en el Paseo del Prado, cerca de la Plaza de Neptuno.

¿Bonito? pues aquí os dejo alguna información sobre el sitio, en este caso relacionada con la calidad del aire que uno respira cuando se pasea por allí:

Ecologistas en acción hizo público en Enero de 2011 su informe sobre los niveles de contaminación del aire en la ciudad de Madrid, basado en los datos del Ayuntamiento.
Los resultados no reflejaban un ambiente muy saludable, pero lo peor es que estos datos han sido recogidos tras la remodelación en 2009 de la red de vigilancia medioambiental con la que que, entre otras cosas, se eliminaron varias de las estaciones de medición que registraban los peores niveles de contaminación:

"...Para Ecologistas en Acción lo más negativo de la actual red es la desaparición de las estaciones del eje Norte-Sur (Paseo de la Castellana, eje Prado-Recoletos y Pº de las Delicias), la zona de mayor contaminación de la ciudad según los mapas de isocontaminación del Ayuntamiento. Es decir, las estaciones de: Marañón, Pº Recoletos y Luca de Tena, que históricamente han marcado siempre los valores máximos de contaminación por NO2 y PM10, y que han sido sustituidas por una única estación denominada Castellana, ubicada en el jardín sobre el talud situado frente al Museo de Ciencias Naturales (alejada más de 50 m del tráfico y varios metros por encima). Gracias a las alegaciones de Ecologistas en Acción, indicando que ante cualquier fallo en la estación de Castellana la capital se quedaría sin registros de contaminación en su eje más contaminado, finalmente se mantuvo la estación de Pza. de Castilla, que el Ayuntamiento también preveía eliminar."

Así que ese reducto verde que por una noche fue nuestro pequeño oasis, es altamente perjudicial para la salud.

Como sabéis, la velada terminó antes de lo previsto, sobre las doce de la noche, a la orden de "vamos recogiendo" de una pareja de policías, seguida de una enumeración de nuestros delitos: acampar en la vía pública (se referían a la mesa y la red de bádminton), pisar una zona ajardinada (no estábamos sobre las petunias, solo sobre el césped) y beber alcohol en la calle. Así que su preocupación no era nuestra salud, sino que estábamos alterando el orden, y encima situados entre un Ministerio y el Museo del Prado... "no puede ser, es de sentido común", dijeron.

Habría que preguntarse acerca del cuidado de nuestra salud, física y mental, la responsabilidad que en esto tiene el Ayuntamiento y el problema de sus prioridades a la hora de pensar en el espacio público. La construcción de nuestro entorno define nuestra calidad de vida. En la presentación de este proyecto hablamos de la revitalización del espacio urbano de Madrid, así que por nuestra parte seguiremos diciendo, haciendo y disfrutando…

a nuestra salud!

( aquí teneis un poco más, sobre el polémico proyecto Prado-Recoletos)

Por lo demás, fue una noche maravillosa, con amigos, desconocidos, espontáneos y algún turista, con gran variedad de platos y brebajes elaborados con mucho amor y competición de bádminton (nivel principiantes pero con mucho entusiasmo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada